Las sombras de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Las sombras de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

 

La Ley de Prevención como tal y como concepto integral en el desarrollo productivo y de Servicios, ha estado y continua estando minusvalorada por una gran parte de sectores empresariales, que en la práctica ensombrecen su desarrollo y aplicación.

Esta situación de resistencia empresarial al cumplimiento de la Ley – que ante los medios se presentan como cumplidores de la legalidad – en la práctica son especialistas en el fraude de Ley. Las Mutuas se convierten en cooperadores necesarios con sus Servicios de Prevención, que realizan en la mayoría de los casos, una labor de maquillaje e imagen de legalidad. El soporte técnico y asistencial tiene como objetivo un “traje” a la medida para con las  empresas pagadoras. De esta manera consiguen que las empresas estén en un  “aparente “cumplimiento de la Ley de Prevención frente a sus trabajadores.

Para avalar esta tesis, solo hay que poner atención en algunos sectores laborales como la construcción, los servicios, etc.…                                                              

La hostelería como sector turístico, que mueve gran parte de la economía, practica todo tipo de argucias y malas prácticas para intentar no aplicar la Ley de manera integral. Tenemos un claro y sangrante ejemplo en las camareras de pisos en hoteles y apartamentos; la reforma laboral que permite externalizar los servicios, les ha llevado a la doble precariedad: la de salud y la económica, íntimamente ligadas.

Los problemas de salud derivados de sus condiciones de trabajo son tremendos y crónicos. La falta de evaluación (real) de riesgos es patente, los cursos de formación inexistentes. Esto se llama esclavitud moderna.

 El sector agrupa a unos 100.000 empleados/as, la mayoría mujeres. En estos momentos han recibido formación ergonómica para evitar y prevenir lesiones físicas, unas mil empleadas/os….Llevan décadas incumpliendo la Ley.

La situación es tan alarmante y grave, que un conocido empresario del sector ha declarado públicamente en pocas palabras y con lenguaje ilustrado, que son unos explotadores y que esta situación tiene que cambiar, dignificando los salarios y las condiciones de trabajo.

En nuestra empresa actualmente no se practica este canibalismo con la Ley de Prevención, entre otros motivos, por el control y vigilancia del Comité de Empresa, Delegados de Prevención y Sindicatos.

De todas formas queremos llamar la atención del tic que tenemos en la empresa y que nos lleva, en demasiadas ocasiones, ante la Inspección de Trabajo por incumplimientos de normas que afectan a la salud de los trabajadores/as.

CCOO interpuso una denuncia por el daño que estaba causando el calzado de seguridad a un compañero de mantenimiento. Anteriormente, el tema fue tratado de manera personal en Salud Laboral, sin que diesen solución al problema. Se continúa el tema en el Comité de Seguridad y Salud, tampoco aportan solución. Se les explica que las normas son claras y que deben adaptar el EPI a las características del trabajador, en este caso el calzado de seguridad, que se lean las normas. Nada de nada.

Nos percatamos de que se pasan la pelota entre departamentos, mientras el compañero acumulaba partes médicos describiendo las lesiones.

Cuando intervino el Inspector e instó a la empresa a que en el plazo de un mes diese solución al problema, se obró el milagro;  Salud Laboral sufrió un repentino ataque de ética deontológica y convocó al trabajador para unas pruebas, que tenían que ver con la morfología y estado de salud para posteriormente, adaptar un calzado en razón a sus características.

No podrán decir que no se ha sido paciente, empezando por el trabajador, después de un año con este tema.

Que le parece Sr. Grau? Como director debe estar Ud. satisfecho y orgulloso de la atención prestada al trabajador por los correspondientes responsables.

Ud. Asistió al Comité de Seguridad en varias ocasiones y con bastante interés, al menos  aparente. ¿Sigue Ud. la labor del Comité? ¿Permite que ocurran situaciones como la descrita?

Quizás ya olvidó aquellas jornadas, en las que ejercía de árbitro-corrector. ¿O su presencia solo obedecía a completar su curricular vitae?

Póngase las pilas y al frente, para solucionar la protección a la gestación y la lactancia.

Póngase a la altura de otras operadoras ferroviarias, que este tema lo tienen resuelto, simplemente cumpliendo la ley. Y no torciéndola como hacen Uds.

Si por desgracia, alguna trabajadora en periodo de gestación sufriese un accidente o agresión con consecuencias graves, por no estar protegida, tanto Ud., como Salud Laboral le tendréis que dar explicaciones al de negro.

Be the first to comment

Leave a Reply

La teva adreça no serà publicada.


*